13 mayo 2007

Contraste

Mi devoción por la luz se vuelve enorme después de estar a oscuras.
Mi hambre, después de unas horas de ayuno, se vuelve vívido y urgente;
Mi amor se pone inocente, puro y fresco después de una ausencia imprevista, no elegida.

Mis ganas de dibujar, mis ganas de cantar, de correr, de sacar fotos, de estar al aire libre, de encerrarme o aislarme, mis ganas de ver tele, de escuchar música, de leer, de estar con gente, etc., etc., etc. ...

Si la forma de estar,
intensamente,
depende del contraste... ¿el contexto lo es todo?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No tengo la respuesta, pero te aseguro que me dejó pensando...

ChEChU dijo...

Muy lindo lo que escribiste, y las fotos que tenes publicadas me gustan mucho. No se como llegué hasta acá, y espero que este mensaje no te moleste, pero la verdad quería dejar asentado que me gusta mucho tu blog.
Saludos.
Que tengas un lindo día!

guillermo ricardo dijo...

No puedo hacer un comentario profundo en este momento, pero me gustó.PERRO. Si podés, mandame el poema a mi mail.